viernes, 7 de diciembre de 2007

SER ESPAÑOL YA NO ES UNA EXCUSA. ES UNA RESPONSABILIDAD


Sin complejos. Si ellos no los tienen, ¿por qué nosotros no nos atrevemos a utilizar nuestra propia bandera, la que nos representa a todos?

En el día de la Constitución, me llamó la atención un pequeño pero significativo detalle. En Barcelona, los autobuses suelen engalanarse los días festivos más señalados con dos banderitas en todo lo alto. Ásí, nunca me extrañó que en días como Sant Jordi o La Diada se lucieran en ellos las banderas de Barcelona y de Cataluña.

Lo normal en cualquier país del resto del mundo, habría sido que el día de una de sus fiestas nacionales más importantes (nada menos que el día de la Constitución, equivalente al 4 de julio en U.S.A.) se hubiese lucido la bandera española,junto con la de la ciudad o comunidad autónoma de turno.

Pues bien, aquí en los autobuses de Barcelona, no he visto ni una sola bandera española. ¿Qué pasa con ella? ¿hay vergüenza de sentirse españoles, en el 29 aniversario de nuestra Constitución?

Realmente, España es diferente.

2 comentarios:

Roger dijo...

Per sort "España es diferente" i per sort alguns encara no creiem en la uniformitat d'aquesta.

Jo sí que vaig veure els busos engalanats, dependria de les línies...

Luis Fernández del Campo dijo...

Que España sea diferente, y no sea uniforme, no impide lucir la bandera que nos une a todos, la bandera constitucional española.
Todos los países del mundo tienen su diversidad interior: mira por ejemplo los Estados Unidos, o Italia, o Francia, y solo tienen una bandera.